“ME GUSTAS CUANDO CALLAS PORQUE ESTÁS COMO AUSENTE”: LA HABILIDAD DE SABER CALLARSE EN EL MOMENTO OPORTUNO.

Cierto que la capacidad para comunicar, tanto verbal como gestual, tiene una evidente trascendencia sobre el resto de habilidades sociales, como tuvimos oportunidad de comentar en una anterior entrada (http://hhssfprm.es/la-comunicacion-madre-dragones-de-las-habilidades-sociales/), pero  qué bonito es el silencio,  y qué efectivo cuando no hay nada más oportuno que ofrecer a nuestro interlocutor.

A lo largo del  transcurso de las sesiones de entrenamiento en habilidades sociales organizadas  hasta la fecha, hemos podido comprobar que omitir un comentario o respuesta de estilo agresivo o pasivo puede tornarse, en determinadas ocasiones, una labor complicada. A veces, la reacción  natural  inmediata ante una situación estresante o frustrante, podría ser una respuesta mal sonante, desganada, equivocada o simplemente desafortunada. Como es evidente, esta forma de reaccionar no ayuda mucho en el proceso de atención al cliente, en el momento de organizar un trabajo, de liderar un equipo, o de resolver un conflicto, etc.

Como forma de afrontar este tipo de situaciones, los alumnos colaboradores en  este proyecto entrenan la asertividad, la habilidad para defender sus propios intereses o bien los intereses de la empresa ante terceros, sin herir sentimientos ni derechos del interlocutor. Técnicas como la del “sándwich” o “disco rayado”, por su sencillez, son consideradas métodos eficaces a estos efectos.

No obstante lo anterior, en caso de duda sobre si nuestra respuesta va a cumplir o no los mínimos parámetros asertivos, por no manejar aún esta habilidad con la debida solvencia, cuando al sándwich se le reseca el pan o cuando el disco rayado acaba resquebrajándose, como último recurso, antes que ofender, antes que hacer afirmaciones precipitadas, antes que tomar una decisión definitiva, mejor callar y demorar la resolución de la cuestión a otro momento, tras una despedida protocolaria.

Esta forma de “comunicación por omisión” nos parece, en un primer momento, muy interesante hasta que el alumno manifieste signos inequívocos de competencia en asertividad.

 1,348 total views,  1 views today