«TODO LOGRO COMIENZA CON LA INTENCIÓN DE INTENTARLO»

Estamos convencidos de que la formación profesional contribuye al éxito laboral de nuestros alumnos si entrenamos sus habilidades sociales en forma de incremento de su IPIL -índice de probabilidad de inserción laboral-.

Han dado comienzo, hace ya unos días, las sesiones de entrenamiento de los alumnos que participan en este proyecto de innovación. A pesar de las limitaciones que nos impone la pandemia, derivadas de las medidas preventivas adoptadas por las autoridades sanitarias, el departamento de RRHH de la empresa Leroy Merlín ha hecho lo imposible para colaborar en esta primera sesión, que ha sido finalmente posible a través de videoconferencia.

A la cabeza del referido departamento, Lola y María, dos especialistas en la materia con muy buena predisposición y acreditada preparación han llevado adelante la experiencia con una excelente planificación, y con los contenidos y metodología más adecuados para iniciar el proceso de entrenamiento de los participantes. Reiteramos nuestro sincero agradecimiento a Leroy Merlín.

La frase que titula este artículo, “Todo logro comienza con la intención de intentarlo”, refleja fielmente el propósito de esta fase del proyecto: la fase de entrenamiento de las habilidades sociales los alumnos. Sin duda es muy importante dar el primer paso y tener muy claro qué se quiere mejorar o afianzar para, después, seguir avanzando con la firme convicción de que el fin propuesto está a nuestro alcance. Vaya por delante pues nuestra enhorabuena a los alumnos, que con muy buena predisposición y motivados participan en este proyecto, precisamente por tener «la intención de intentarlo.» Siguiendo la máxima de Albert Einstein, cuando dijo “Los juegos son la forma más elevada de investigación”, durante casi tres horas de taller, además de explicar los conceptos de las HHSS más importantes, todas ellas susceptibles de entrenamiento, se desplegaron diversas herramientas de entrenamiento. En el curso de la sesión pudimos descubrir comportamientos, expresiones, formas de negociar, de empatizar, rasgos de liderazgo… Los alumnos experimentaron y elaboraron sus propias conclusiones desde la experiencia vivida.  Estamos convencidos de que, a partir de ese momento, nuestros alumnos han sido conscientes de sus tomas de decisión, de su ingenio para resolver cada problema, de sus comportamientos y, en definitiva, de sus habilidades sociales, y del feedback que se les ha proporcionado,   reflexionando sobre todas esas vivencias experimentadas a lo largo del taller. A partir de ahora, ante cada situación parecida o semejante, tendrán la intención de intentarlo.

 1,651 total views,  1 views today